jueves, 3 de julio de 2008

Vacaciones Solidarias


Apenas superan los 20 años y, a su edad, tienen las mismas ganas de divertirse que cualquier otro joven. Sin embargo, este verano renunciarán a la playa y a bailar el «chiki-chiki» para dedicar sus vacaciones a ayudar a los demás. «No se trata de nada heroico; esto forma parte de un proceso de inquietud personal. Llega un momento en el que el cuerpo te pide bajar al mundo y poner nombres y caras a la realidad que vive el Sur», explica Mario Fanjul. Este joven de 23 años y la también langreana Elena García, de 22, forman parte del grupo de cooperantes de la Asociación Proyde Asturias que viajará a diversas partes del mundo para desarrollar proyectos solidarios vinculados a la educación. En el colectivo también hay dos mierenses que han emprendido viaje a Togo e India.

En el caso de Fanjul, estudiante de Biología, el destino es el Chad. No es la primera vez que este joven viaja a África. Hace dos años, cuando sólo tenía 21, ya participó en un proyecto de cooperación en Burkina Faso. «Lo que más me sorprendió fue la vitalidad y el potencial que tiene África. No son países pobres, sino empobrecidos; tienen unos enormes recursos naturales y humanos, y podrían progresar si el Norte los dejara», indica Fanjul.

El proyecto en el que colaborará este joven está orientado a la elaboración de un estudio nutricional y médico para conocer las necesidades de la población de la zona de Dono-Manga. «No se trata de turismo solidario, sino de proyectos en los que trabajamos todo el año y que concluyen con el viaje de un mes a la zona elegida. Los que hacemos está bien visto por la sociedad, aunque a mucha gente le cuesta entender que dediques tus vacaciones a esto; imagino que lo más lógico es irte diez días a Gandía», bromea Fanjul.

Para Elena García, que dentro de unos días se meterá en un avión rumbo a Nicaragua para participar en un proyecto de formación, es su primer viaje solidario. «Desde pequeña ya tenía inquietud por las cosas que pasaban en el mundo y por intentar cambiarlas; creo que hay que conocer esa realidad de primera mano si después quieres transmitírsela a los demás y estar lo más cerca posible».



Miguel Á. GUTIÉRREZ- La Nueva España


1 comentario:

Antonio Rico (antoniorico_tv@yahoo.es) dijo...

¿Éste es un "Fanjul" que aún me falta por conocer? ¿Faltan muchos más?

¿Entre los muchos recuerdos y vivencias que Mario trae de sus viajes -y que no venden en El Corte Inglés- hay algo de música local? Si fuera así, me encantaría que me dejara oír algo... aunque fuera la cinta de casete más cutre del mundo.

“Hay que conocer esa realidad de primera mano si después quieres transmitírsela a los demás”. Yo soy uno de “los demás” (Ojo: no uno de “Tomás y los demás”).

[Por otra parte, ¿qué es eso de que echas de menos a Platón? Seguramente lo que echas de menos es el instituto. A todo el mundo le pasa. A mí me pasó tanto que hice todo lo posible por volver. Por eso trabajo ahí]